Libros que han pasado por aquí

En este post (y quizá siguientes) vamos a recoger libros que han pasado por la casquería. ¿Por qué? Porque nos hicieron gracia y hay que compartir la broma, ¿no? O porque somos fetichistas. O porque nunca nos han dado suficiente cariño y el tiempo lo matamos con este tipo de selecciones, ¿qué más da?

 

A algunos las lustraciones de Quentin Blake ya nos atraen, a otras que leísteis a Mc Broom os resultará imposible no recordar al granjero que nunca contó una mentira (bueno, quizá sólo una vez) y a su familia. Impagable el pescao.

¡Ya estamos metiendo tralla! ¿Lo malo es el peso, el pecado, el posible gusano, o la mecanización de lo bueno? A saber.

Oh, es él! Soy fan declarado de este libro, así que cualquier portada me hubiera valido, pero ver a mi héroe con esas polainas y esa chaquetilla es más de lo esperado. ¡Menos mal que no sale Alan Breck! Además, las nubes sobre el cielo verde se empiezan a amontonar junto al lomo, que está un poco levantado, como diciendo: ¡cuidado! Este libro puede dar miedo.

¡No me digáis que no es emotivo! Un cançoneret… El detalle de la ratonera es cortesía de la casa, para que no nos pongamos demasiado ñoños, que el libro mola pero no hay que pasarse.

La belleza existe, pero si eso es un laberinto, yo me doy de baja. ¿O el asunto español consistirá en sacar el cuadrado del cuadrado? La solución está por el lado del lomo, claro.

Para compensar el anterior. Biblioteca Popular Catalana Vell i Nou. ¿No es precioso? Sí, luego se dicen muchas chorradas en todas direcciones, pero este librito no tiene la culpa.

Cortesía de un cliente, que si no nos pasa desapercibido.  ¡El primer grupo revolucionario de la historia que contó con fuerza aérea durante la revolución, chavales! ¿Quién? La bandera de la cola es un indicio.

 

 Libro de gran formato, no sé lo que me gusta más, si los ojos de avispado (1º, no confundir), el punto ése azul que está de paseo (será la carroza) o la mezcla portentosa entre el rojo de la tapa y el brillo del papel para envolver sandias que el antiguo propietario le infligió. Suficiente para salivar.

Todo suma. El árbol caído, la cara de pena, las manos (oh las manos), el título tan mefistofélico (como si los adolescentes de ahora fueran una piltrafa) y hasta la casopla de detrás, que al protagonista se la refanfinfla pero que sin duda tiene algo que ver con el asunto. Y François Mauriac, personaje ilustre de una galería de escritores en el limbo que pensamos sacar en algún momento, con su pasado de piloto de guerra civil y su therese desqueyroux con los acentos donde sea. Este libro hasta es de tapa dura. Y la letra es grande. Y tiene márgenes decentes. Puf.

Witte Kinderlexikon, sí señor. Los activistas de Ibáñez y su sulfato atómico no saben lo que se pierden. Fresa no se dice fresen y farmacien es apotheke. Este libro ayuda a comprender las sutilezas de esa lengua amiga. Se desconoce el efecto que pueda tener en los niños, si llega a caer en sus manos. Pero bueno, todos tenemos un pasado oscuro.

Ciudades saludables en un bol (?) ¡Y resquebrajándose por un lado! No me fío mucho, pero visto lo que hay ahí fuera, hay que mirarlo. Además, los rascacielos salchichón tienen su punto. El hilo es de nuestra propiedad y no se vende.

Dos libros de la editorial argentina Clase turista que han caído por aquí. Sentido del humor cafre. Son una antología de poesía iraquí (de título Yaaaa Aiiiiiii) con una encuadernación que simula un paquete bomba (con dos cablecitos saliendo del lomo, sutil referencia) y un libro de poesía argentina actual de título complicado e igualmente sutil (Horny Housewife Kidnapped) y encuadernación en paño de cocina superabsorvente (y cambiante, porque nuestra copia no se parece nada a la de su web). Diferente, sin duda.

¿Fisiología? Ciencia que tiene por objeto el estudio However, I suggest that anyone looking to seriously buy-detox.com and improve their overall health and wellness receive a medical consultation for their buy-detox.com needs, so they can truly find out the root of their symptoms and receive the best treatment regime. de las funciones de los seres orgánicos (RAE, es lo que tiene estar conectado). Analicemos la cubierta: las manos de los tres se las traen, ¿no? Guante, no guante, pendiente, no se sabe (¿será manca?), garra, golpe de karate. El espejo y el frac (o smoking, nunca he sabido la diferencia) son de regalo. Alguien se va a tragar un guante. ¿Es ésta la función del matrimonio (según Balzac)? Silencio.

Dos libros de la Editorial Progreso, de cuando la palabra tenía su significado político. Los títulos dan una idea. Dentro, una curiosa petición de la editorial para que les mandes tus opiniones sobre el libro y sobre lo que deben publicar a su dirección en un soleado bulevar moscovita. Nos mantendremos en contacto, camarada. Así se templó el acero es uno de los grandes clásicos de la literatura soviética. La portada, dejando aparte la cara de bruto del cruzado, quizá nos sugiere el laberinto español. Así son las cosas, la solución es templar. En cuanto a Nadie es soldado al nacer ¿es pacifista o bestiajo? La solución en el poema más famoso de su autor, Espérame

Sin palabras, de verdad. Es lo que tiene el amarillo. No nos asustemos, es manga. ¿Duele más el amor o la garra en el moño?

A veces la culpa hay que compartirla. ¿Tú que hubieras puesto de portada en un libro de Platón sobre la belleza? Llenarlo de cachos de cemento-hierro verde era una opción. Además, no entender nada de la portada le da un nosequé de profundo que mola.

El boom es lo que tenía. Intenta pillarlo. ¡Anda! Justo mientras escribía, lo juro. La hidra es la que no podía mirarse a la cara. El diseño supermoderno va con el tono y fondo de la narración. ¿Dónde ha ido a parar todo eso?

Tomazo. Si uno le llama a su libro “Los siete pilares de la sabiduría” es que no tiene abuela. Evidente. Pero a todos les llega su momento y esta portada de hipódromo viene de miedo.

¿No estaba de moda lo vintage? Pues toma dos tazas. Capitanes. Leopardos alados (¿o son águilas? estoy pez en heráldica). Grandes de España. Alvarado, Belalcazar. Juro que no he elegido los nombres. ¿Alguien tiene la colección completa?

Otro título – tirada de pisto. Reflexiones de Zweig sobre lo buenos que fuimos. Luego se suicidó. Pero pasaron varios años. Mejor no atar cabos. La portada, con esa estrella sin rayos frente al entorno gris, le da el tono introspectivo que más le puede ayudar. Que una portada así, pasándose de pulcra, tenga ese pequeño roto en la esquina es un resumen de lo que aporta la segunda mano a un libro comprado en el corte inglés.

Este, por abierto y final, se lo dejo al pobre lector que haya llegado hasta aquí. Escribe sobre la línea de puntos tu comentario:

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

y firma:

………………………….