La Casquería Librería: ¿Quiénes somos?

La Casquería es una librería alternativa que vende libros usados, ubicada en un puesto del Mercado de San Fernando, en Lavapiés. somos un colectivo de seis personas, que abrimos esta particular librería de segunda mano el 14 de abril de 2012. Es un proyecto colectivo que pone en valor el reciclaje y la recirculación de la cultura.

Además, La Casquería libros forma parte de la iniciativa del Mercado Social de Madrid y comparte los principios de la economía social y solidaria. Una de las claves de esta tienda es que no comercia porque no tiene precio. Vendemos libros usados al peso porque es una buena aproximación a lo que ha costado producir un libro, transportarlo o almacenarlo.

En la Casquería utilizamos esta fórmula para poner precio a los libros: el valor se lo da el contenido y que alguien quiera leerlo. Intentamos dar esa oportunidad, y si no tiene ningún valor porque nadie lo quiere leer, lo reutilizamos como otra cosa o lo reciclamos para que se hagan otros libros.

El ejemplar se pesa como si fueran trozos de carne y su precio lo marcan sus gramos. Cada 100 gramos, un euro,  hasta un límite máximo de  ocho euros por libro.

Partimos de la base de que cada libro es muchas cosas, pero sobre todo dos: la materia de la que está hecho y la información que contiene. Por un lado, la materia es el papel, el cartón, la tinta… Para tenerlo aquí ha hecho falta fabricar las materias primas, elaborarlo, transportarlo y almacenarlo. Y, por otro lado, la información es el conocimiento y el arte que están impresos sobre el papel de dentro. Para escribirlo ha hecho falta nacer, crecer, soñar, pensar; también siglos de tradiciones locales y globales, corrientes de pensamiento, milenios de historia de la humanidad. En definitiva “es cultura y no sabemos medirlo”.

En La Casquería nos diferenciamos por...

No precio literatura

No ponemos precio a la literatura.

Created by potrace 1.16, written by Peter Selinger 2001-2019

El bajo coste es clave para que el libro pase de mano en mano.

Created by potrace 1.16, written by Peter Selinger 2001-2019

No compramos libros, los clientes nos donan sus libros amablemente. Son libros de segunda mano.

Created by potrace 1.16, written by Peter Selinger 2001-2019

Nos abastecemos fundamentalmente de donaciones.

Created by potrace 1.16, written by Peter Selinger 2001-2019

Somos un grupo de vecinas con mucho arraigo en el barrio de Lavapiés.

El porqué de los libros al peso...

socias de la casqueria
vista baja de la bascula

Nos basamos en los principios de economía solidaria y con el objetivo explícito de «hacer circular la cultura». Para ti, lector, es tan fácil como ir allí, escoger los libros que te apetezcan y pasar por la balanza.

Asistimos a una encrucijada: la obsolescencia de los mercados tradicionales, su reconversión estratégica en espacios privados de ocio, la crisis de la economía y del modelo de consumo al tiempo que la emergencia de redes de economía social, cooperativismo, apoyo mutuo y consumo responsable. ¿Cómo pensamos la recuperación de un mercado de abastos desde nuevas otras lógicas de producción y consumo, desde las redes en el territorio, desde el decrecimiento? y ¿qué tienen que ver los libros de segunda mano en todo esto?
 
La producción, pero también el consumo y la cultura en general, han estado —y están— marcadas por el imperativo de la industria: lo que tenemos que leer, las películas que tenemos que ver, lo que tenemos (y podemos) consumir y a la inversa, lo que queda fuera, lo desechable, lo obsoleto. Consumo rápido, obsolescencia programada.
 
Pero las prácticas sociales indican otra cosa: hay riqueza y cultura en el mundo a espuertas, así que se trata de ponerla a circular. Recuperar el valor de las cosas que el capitalismo descarta, porque no puede parar de producir: las viejas películas y los viejos libros, por ejemplo. Aprender a dar valor a lo desvalorizado, abrir nuevos campos para el deseo, no conducidos por el imperio de lo nuevo, de lo último, sino por el valor de su uso (que no se agota más que cuando el tiempo vence al papel) y su acumulación de afectos y experiencias.
 
Porque un libro usado es un libro que contiene más historias de las que cuenta.