Retacar

Ocurre que cuando las obras se suceden a lo largo de las décadas, el resultado es un caos dificil de desentrañar.

Que la forma en la que están hechas las cosas, no responde, al igual que en la naturaleza, a un plan predeterminado, sino más bien, a la sucesión de uno u otro avatar.

Entre intuiciones, calas y consejos, apostamos porque las cosas eran de una determinada online casinos manera: este muro apoya sobre esta viga, aquí se puede picar…

Acertamos bastante, y en caso contrario, nos atenemos a la máxima de nuestrxs amigxs arquitectas de que “las cosas tienden a no caerse”

En este caso picamos un poco de más…y nos dimos cuenta de que un muro reposaba sobre una viga durmiente (o sea, una viga que a su vez reposaba sobre el muro de más abajo que estábamos picando…)

Así que tuvimos que “retacar”: rellenar un poco la base sobre la que se apoya la “viga durmiente”.

Las cosas tienden a no caerse.